Un monumento viviente

El Bosque de los Mártires es el monumento al Holocausto más grande del mundo.