B’reishett: En el principio

¿Sabía usted que las Bienaventuranzas, en hebreo, podrían ser recitadas como una oración en cualquier sinagoga tanto hoy como en el tiempo en que Jesús las pronunció?