“El llamado de mi vida”

Al aceptar el prestigioso Premio Wallenberg, el rabino Eckstein explicó que su trabajo en la vida es tender puentes de Shalom entre la gente.