Antes y ahora

Cuando servimos a Dios, debemos estar plenamente arraigados en el presente. leer más…

Una buena inversión

Cuando Dios nos da un regalo, hay que usarlo, o de lo contrario, ¡es posible que simplemente lo perdamos! leer más…

Haga la conexión

A veces, cuando damos a los demás, no sólo no perdemos nada, ¡de hecho ganamos algo! leer más…

Devolver bien por mal

No ponga a sus enemigos en su lugar; más bien póngalos en sus oraciones. leer más…

Primero la paz

Si queremos experimentar la paz de Dios, tenemos que hacer la paz con los demás. leer más…

Nuestro templo en miniatura

Nos corresponde a nosotros servir a Dios de la forma en que nos sea posible, para que nuestros hogares lleguen a ser santos y su presencia habite entre nosotros. leer más…

Recipientes sagrados

Hay que crecer un poco cada día, tratando de perfeccionarnos, con sinceridad, por dentro y por fuera. leer más…

Dar y recibir

Todo el dinero que poseemos es temporal, pero nuestras buenas obras son eternas. leer más…

¡Dios quiere la participación de USTED!

Dios quiere que usted sea su socio hoy y todos los días en el perfeccionamiento del mundo. leer más…

Persiguiendo zanahorias

Puede que nunca alcancemos la zanahoria, pero cuando recibimos a Dios y confiamos en él, nos damos cuenta de que en realidad lo tenemos todo. leer más…