Lágrimas por generaciones

Los que lloran por el Templo llegarán a verlo reconstruido. Aquellos que lloran a causa de Dios, verán a Dios hacer grandes cosas por ellos. leer más…

Superar la mentalidad de langosta

Sin embargo, tal como dice el versículo, los espías se veían a sí mismos como langostas: “parecíamos langostas.” leer más…

¡Sí se puede!

La porción de la Torá de esta semana se llama Shelaj, que significa “envía”, como en: “Envía unos hombres que reconozcan la tierra . . .” leer más…

Un Dios, dos mundos

Su fe era inquebrantable, ya que creía con todo su corazón que viviría más allá de la muerte y que sería juzgado por su Creador. leer más…

Por mi Espíritu

Israel es un testimonio viviente de que Dios ––no la política o los ejércitos–– controla el mundo. Nuestro mundo no es producto de la fuerza. leer más…

La bendición de tener lo suficiente

A veces menos es realmente más, y lo que nos falta es nuestra mayor bendición. leer más…

Ver nuestras bendiciones

Nuestra misión es rectificar el error de nuestros antepasados, al hacer que la gratitud sea parte de nuestra vida. leer más…

Pasar la antorcha

A través de su familia, la luz de Dios se extendería por todo el mundo y su legado continuaría. leer más…

Encender un alma

Los sabios enseñan que sólo hay dos tipos de personas a las que no les importa que las superen: los padres y los maestros. leer más…

La oración más importante

Muchos de nosotros no nos damos cuenta de que cuando oramos por Jerusalén, esencialmente estamos orando por nosotros mismos. leer más…