Primero la paz

Si queremos tener una relación profunda y significativa con Dios, tenemos que arreglar nuestras relaciones con los demás. leer más…

Nuestro templo en miniatura

Dios quiere estar con nosotros, pero para que esto suceda, tenemos que ser merecedores de su presencia. leer más…

Recipientes sagrados

La forma en que somos bajo la superficie debe reflejar cómo somos a la vista de todos. leer más…

Dar y recibir

Porque por mucho que regalemos unos a otros, recibimos mucho más a cambio, de parte del Señor. leer más…

¡Dios quiere la participación de USTED!

Dios no necesita de nosotros, pero él quiere nuestra participación. Él quiere que seamos sus socios en traer santidad al mundo y hacer de él un mejor lugar. leer más…

Persiguiendo zanahorias

Al igual que David, pasamos tiempo huyendo de situaciones malas sólo para encontrar que cuando hemos alcanzado nuestro objetivo, todavía tenemos problemas. leer más…

Sea amable

Pero no olvidemos nunca que todo se reduce a cómo nos tratamos unos a otros. leer más…

Dios en el lugar de trabajo

Las leyes del día de reposo y las leyes del año sabático nos enseñan que debemos incluir a Dios en el lugar de trabajo. leer más…

Mi pueblo

La Biblia nos ordena repetidamente a cuidar de los necesitados con dignidad y respeto. Se nos manda a valorarlos no menos que a nosotros mismos. leer más…

Escoger la libertad

Dios había dado a los hijos de Israel su libertad y les explicó que ya no serían siervos de ningún hombre, sólo siervos de Dios. leer más…